¿Qué animales se esconden detrás de estos esqueletos?

Museo de Anatomía Comparada de Vertebrados de la Facultad de Biología
Universidad Complutense de Madrid

Antes vamos a conocer brevemente la historia del museo

Los orígenes del museo se remontan a finales del siglo XIX, cuando no era más que una pequeña colección de esqueletos y preparados anatómicos que servían de apoyo para las clases de zoología de la universidad. En 1970, Francisco Bernis se interesa por la colección, muy deteriorada, y la pone en valor. Gracias a los trabajos de restauración y ampliación que durante los siguientes años han realizado profesores y alumnos se conformó el museo tal y como hoy lo conocemos.

Actualmente, cuenta con más de 600 esqueletos montados y alrededor de 800 preparados anatómicos. Pese a que el espacio disponible es reducido, razón por la cual gran parte del material está almacenado, es una visita altamente recomendable. La entrada es libre y podréis ver, entre otras cosas, gran variedad de esqueletos…

¿Sabéis ya que animales son los de las fotos?

Aquí van las respuestas con algunos datos curiosos:

Arapaima o piracucú (Arapaima gigas)

El arapaima es uno de los mayores peces de agua dulce que existen. Se habla de él como un fósil viviente y lo cierto es que tiene un aspecto bastante primitivo. Sorprende su peculiar lengua ósea, parecida a un pequeño peine de púas (fijaos en la parte inferior de la foto). Las escamas, de una dureza considerable, suponen una verdadera armadura para la especie. No es de extrañar que los pueblos indígenas las den diferentes usos. Llama la atención las escamas de la mitad posterior del cuerpo, bordeadas de un rojo llamativo.

Al vivir en el río Amazonas, donde los niveles de oxígeno son bajos, respirar a través de branquias no es suficiente y menos para un animal tan grande como este. Así que cuenta con unos pulmones primitivos que le permiten respirar (“boquear”). Pero para eso… tiene que salir a la superficie, quedando a la vista de su mayor depredador: el hombre. Debido a su pesca excesiva y la contaminación de su hábitat, el arapaima se encuentra en peligro de extinción.

Aligátor americano o caimán del Misisipi (Alligator mississippiensis)

Lo diferenciamos de los cocodrilos porque estos tienen el hocico puntiagudo, en forma de «V», mientras que los caimanes y aligatores lo tienen redondeado, en forma de «U».

Otra diferencia la encontramos en los dientes. En los cocodrilos las mandíbulas son prácticamente del mismo tamaño por lo que, cuando tiene la boca cerrada, los dientes de la mandíbula inferior se entrelazan con los de la mandíbula superior. En los caimanes la mandíbula superior es algo más grande que la inferior de manera que con la boca cerrada solo sobresalen los dientes de la mandíbula superior.

El caimán del Misisipi es la especie de aligátor más grande del mundo y, como su nombre indica, es propio del río Misisipi aunque habita toda la zona sureste de EE.UU.

Hipopótamo pigmeo (Choeropsis liberiensis)

En comparación con el hipopótamo común, el pigmeo es de menor tamaño, presentando un esqueleto más grácil y con huesos más delgados. Ya que parte de su vida la pasa en el agua poseen un sistema de válvulas musculares que le permiten cerrar las orejas y narinas (=orificios nasales) cuando se sumerge. Vive al oeste de África, principalmente en Liberia.

Choeropsis significa «similar a un cerdo». Pero lo cierto es que, aunque en apariencia pueda parecerse a un cerdo, en carácter no tiene nada que ver. Y es que el hipopótamo es responsable de más muertes humanas en África que cualquier otro animal de gran tamaño. Ahí dejo el dato…

¡Espero que os haya parecido interesante!